Declaraciones Ambientales de Producto para Heraklith

Declaraciones Ambientales de Producto para Heraklith
17/01/2013

Comprender el impacto ambiental de toda nuestra gama de productos de viruta de madera a través del Análisis de Ciclo de Vida (LCA – Life Cicle Analysis) en todas nuestras plantas, nos permitió cuantificar el beneficio del uso de la madera como materia prima, sino también el impacto del aglutinante.

Este LCA fortaleció aún más las credenciales de la viruta de madera: para los paneles homogéneos el carbono secuestrado encarnado en la madera prácticamente compensa la huella de carbono del aglutinante utilizado, teniendo en cuenta el metano que se libera al final de su vida útil. Los paneles combinados con lana mineral o con EPS generan beneficios ambientales a lo largo de su vida útil, que son hasta 50 veces más altos que el impacto de fabricación.  

Las Declaraciones Ambientales de Producto (DAPs) son el formato estándar para la comunicación del impacto ambiental de los productos de construcción (Tipo III). Las DAPs se basan en los resultados del LCA. Cada DAP es específico de un producto en una aplicación particular, permitiendo por la primera vez una comparación adecuada del impacto ambiental de los productos.

El LCA es un método estandarizado que compila y evalúa los potenciales impactos ambientales de un producto, un sistema o edificio durante todo su ciclo de vida. Dependiendo del alcance, el LCA analiza todo, desde la extracción de materias primas, pasando por la producción, y hasta que el producto sale de la fábrica (de la cuna a la puerta), o puede ir más allá e incluir la fase de uso hasta el reciclaje o la eliminación final (de la cuna a la tumba). A diferencia de la mayoría de las etiquetas ecológicas, el LCA no pretende evaluar o juzgar el desempeño ambiental, sino caracterizar el impacto ambiental a través de una serie de indicadores estandarizados. Estos, junto con otros datos importantes, ayudan al "eco-diseño" de nuestros productos a través de mejoras en la producción.

A través del LCA y el cálculo de eficiencia energética, podemos cuantificar la gran ventaja de la energía ahorrada en la fase de la «utilización» en comparación con el impacto ambiental de cualquier otra etapa del ciclo de vida como parte de la fabricación del producto.